Saltar al contenido
Redssocial

¿Cómo le digo a mi mamá que quiero ser YouTuber?

Una de las preguntas que solemos hacer a nuestros hijos es: ¿Qué quieres ser de mayor? Y mientras algunos responden que quieren ser astronautas, veterinarios, artistas o chefs, muchos simplemente dicen «cuando sea grande quiero ser… como mi mamá/papá».

Esto refleja una verdad universal: los niños son como esponjas. Desde que nacen, observan a sus padres, madres y cuidadores para descifrar el mundo que les rodea; aprenden quién y cómo se toman las decisiones en el hogar, si existe un clima de colaboración y respeto mutuo o si una de las parejas es la que domina.

Al considerar permitir que su hijo o hija tenga su propio canal de YouTube, se deben considerar sus beneficios:

♥ Superar la timidez. Para los niños a los que les resulta difícil abrirse a los demás y socializar, esta es una excelente manera de romper la timidez de una manera suave. No tienes que enfrentarte a una masa de ojos sobre él y puedes relajarte poco a poco a medida que te sientas más cómoda y te ayude a expandirlo a más. otras áreas de su vida.

Luis es el presentador de un bingo dominical, le encanta la cámara y su presencia le sienta muy bien, aficionado a la tele y a los reality shows, se ha construido un personaje sin pretensiones que recupera un oficio de época: ser un animador Aquí es donde desarrolla su personaje y libera su voz para invitar al público a pasar un buen rato. Aprovecha, la animación, para mostrar tu identidad trans, de un lugar de disfrute y alegría.

Por Verónika Ferrucci para La tinta

Si te digo comentarista, conductor, animador: ¿en quién piensas? Suena a comercio vintage o vinagres añejos paseándose por los escenarios del festival, algunos de los cuales están casi en el camino del olvido. Profesión predominantemente masculina, ahora revisitada a partir del arte y las identidades de las nuevas generaciones, y rebautizada como anfitriona. A Luis $encillo, con quien charlé durante una tórrida siesta citadina, con la Rueda del Mundo de fondo, le gusta insistir y proclamarse animador. Tiene 24 años, es trans y su pronombre es masculino.

Viene de Chile y vive en Córdoba -a quien está muy agradecido- desde hace 3 años. No hay drama en decir que vino a esta ciudad por amor. Su condición de migrante lo atraviesa todo el tiempo, tener amigos que son su familia se lo recuerda constantemente. Siente que la becaria ha sido muy generosa con él: “Como ella me dio, yo doy. Es una ciudad que acoge y que, si te la ofreces, te la da o, al menos, así fue conmigo”.

Pero, ¿cuáles son estos comportamientos de la madre? Algunos de los ejemplos más frecuentes son:

    • Juzga todo lo que hago, parece que no sabes qué hacer con los errores, incluso en los casos en que el comportamiento es socialmente aprobado. . Sin embargo, no es lo mismo si lo hace otra persona, aunque tenga la misma conexión con ella.
  • Juzga todo lo que hago, parece que solo sabes cometer errores, incluso en los casos en que la conducta es socialmente aprobada. Sin embargo, no es lo mismo si lo hace otra persona, aunque tenga la misma conexión con ella.

– Si no haces algo único, hazlo diferente

Destaca, haz cosas diferentes a los demás o pasarás desapercibido.

Vale, es cierto que ya hay youtubers que hablan de prácticamente todo, pero si de verdad quieres ganar suscriptores en Youtube, presta atención y empieza a llamar la atención con algo certero. Aunque hables de lo mismo que otras personas, hazlo diferente y busca algo que pueda identificarte.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad